La necesidad de moderar la exposición a la luz azul

Movistar | 24 de junio, 2020

La necesidad de moderar la exposición a la luz azul

Comparte

El aumento de la exposición a la luz de aparatos electrónicos como computadoras o celulares es otra consecuencia del confinamiento. Las horas frente a las pantallas se han alargado dentro de los hogares, por el teletrabajo o por entretenimiento. Pero ¿qué efectos puede tener esta sobreexposición en las personas?

La Academia Americana de Oftalmología (AAO) aclara que dicha exposición no daña de forma física al ojo; la fatiga visual que se puede llegar a sentir no es causada por la luz azul, sino por la forma en cómo se utilizan los dispositivos digitales. Este cansancio visual se debe a que, según la AAO, se parpadea menos cuando se mira los dispositivos.

Aunque no existen daños permanentes, sí hay otras consecuencias notables de pasar largo tiempo frente a las pantallas. A esto se le conoce como: “Síndrome visual informático”, entre sus síntomas están:

  • Resequedad en los ojos.
  • Visión borrosa.
  • Ojos llorosos.
  • Dolor de cabeza.

Consejos para aliviar la fatiga visual

Te dejamos 6 consejos que te ayudarán a aliviar la fatiga visual:

  • Descansa la vista cada 20 minutos, aléjate de la pantalla y mira a un objeto a 20 pies de distancia durante 20 segundos. A esto se le conoce como la regla “20 – 20 – 20”.
  • Si sientes los ojos secos usa lágrimas artificiales.
  • Reduce el resplandor y brillo de las pantallas de tus dispositivos, ya sea utilizando filtros de pantalla o ajustando la configuración de iluminación del equipo.
  • Maneja el equipo al menos a 25 pulgadas de distancia.
  • El uso de anteojos también ayuda a reducir los síntomas. Y en caso de usar lentes de contacto, puedes considerar el uso de anteojos mientras trabajes por periodos largos. 
  • Usa los filtros de luz azul que ya tienen algunos modelos de celulares y computadores. El conocido “modo nocturno” para iOS o “modo de lectura” para los Android, así como los ajustes de configuración de pantalla para Windows 10. Todos los casos tienen la opción de ajustarse manualmente o dejar que el mismo filtro trabaje a conveniencia de manera automática.

Ahora, si bien el panorama a nivel visual no parece ser tan agresivo como se podría creer, cuando se traslada al ámbito cutáneo las cosas cambian un poco. Según la Academia Española de Dermatología y Venereología, la alta exposición a la también llamada luz azul trae consigo efectos como acelerar el envejecimiento y la aparición de manchas en la piel. 

Como dermatólogo no diría que es una alerta roja, pero sí aconsejaría moderar el uso de las pantallas, aunque no tengan efectos tan negativos como la luz ultravioleta, porque seguramente estaremos haciendo un bien para la salud general

Dr. Del Río, miembro de dicha asociación.

Es por ello que el uso diario de protectores solares es recomendado aún si no se va a salir, y de igual forma la regulación del tiempo que se pasa expuesto a fuentes de luz azul.

Otra de las constantes preocupaciones que se tienen en torno al uso de los distintos dispositivos es si afectan o no el ciclo del sueño. Acerca de este punto hay opiniones encontradas, algunos señalan la luz azul como responsable de problemas para conciliar el sueño, otros no encuentran relación entre ambos, y lo ven más como un problema de adicción a los aparatos, que presenta síntomas como insomnio, irritabilidad, falta de concentración, cansancio o depresión.

Lo más importante siempre es la prudencia y correcto uso de los dispositivos electrónicos. Permitirse un descanso protegerá tu salud y te brindará una mayor calidad de vida junto a tus seres queridos.

Comparte

Comentarios