Conoce cómo reciclar tus aparatos eléctricos

Movistar | 16 de julio, 2020

Conoce cómo reciclar tus aparatos eléctricos

Comparte

Si bien el propósito de los aparatos eléctricos y electrónicos de uso cotidiano es brindarle a los usuarios beneficios como ahorro de tiempo, comodidad, comunicación, entre otros; su mal manejo al momento de dispensar de ellos se convierte en un gran problema ambiental.

Según datos de la Universidad de las Naciones Unidas, hasta 2016 se generaban en el mundo 44,7 millones de toneladas métricas (Mt) de residuos electrónicos de los que sólo se reciclaba el 20% a través de canales adecuados. Algo que sería equivalente a casi 4,500 torres Eiffel. Y se espera que para el 2021 esa cifra llegue a las 52,2 toneladas.

Pero hay simples pasos a tomar en cuenta que pueden generar grandes aportes a la lucha contra los contaminantes de los Residuos y Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) que se pueden seguir en casa utilizando las tres R:

Reducir

Aunque muchos electrónicos se han vuelto parte indispensable del día a día hay otros cuya utilidad o importancia son secundarios. El tratar de tener solo los necesarios es una forma de colaborar.

Darles una vida más larga

Nuevas versiones de electrónicos parecen salir cada día y con ellas mejoras que prometen hacer más aportes a nuestra comodidad. Pero muchas veces dichos cambios no mejoran o influyen directamente en nuestro estilo de vida. Antes de cambiar un aparato electrónico funcional por uno nuevo, se recomienda analizar si realmente se adaptan a nuestras necesidades, o si el cambio es solo estético. 

Reutilizarlos

Si al momento de cambiar un aparato eléctrico éste todavía funciona, una opción es regalarlo a un familiar, amigo o incluso donarlo a una organización; de manera que se aproveche al máximo su vida de uso. Las ventas o trueques por internet también pueden ser una opción.

Reciclarlos

Algunos establecimientos comerciales tienen opciones de trade-in en aparatos eléctricos (que varían dependiendo del estado del mismo) o tienen a disposición de sus clientes poder llevar sus electrónicos para ser reciclados.

En esta última opción, cuando la vida útil de los electrónicos ha llegado a su fin y se piensa llevar a un centro de reciclaje hay que recordar que no todos aceptan electrónicos o solo reciben ciertos tipos. Antes de llevarlos comuníquese con ellos para saber si aceptan electrónicos y de qué tipo. De igual manera, algunos ofrecen servicios de recolección, por si se le dificulta el traslado del material a reciclar.

La vida de un eléctrico puede ser más larga de lo que pensamos, y seguir siendo útil en las manos de alguien más. Una idea que le damos es que si siente que su electrónico está en buen estado pero es demasiado viejo para seguir funcionando dentro de las actuales necesidades tecnológicas, intente llevarlo a casas de antigüedades o donarlo a departamentos de utilería para series, películas o teatro, y quien sabe, quizás pueda ver su antiguo teléfono brillando bajo el telón o en la gran pantalla.

Comparte

Comentarios