Croacia resurge a tiempo

Movistar | 13 de julio, 2018

Croacia resurge a tiempo

Comparte

Croacia – Inglaterra fue un juego emocionalmente estremecedor. Eso es lo que nos ha entregado esta Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ en su fase de semifinales. Como si el concentrado de calidad y bravura, se hubiera reservado para la recta final, cuando ser eliminado es más dramático y por supuesto, doloroso.

Mario Mandzukic celebra tras anotar gol en la Semifinal de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™, triunfando sobre Inglaterra, (AP Photo/Frank Augstein).

Se impuso Croacia 2-1 a Inglaterra con los goles del agigantado e incidente Perisic y Mandzukic, borrando la madrugadora ventaja obtenida por Inglaterra en apenas cinco minutos, con el estupendo tiro libre de Trippier por encima de una barrera que pareció encogerse con el zumbido aterrador hacia la esquina superior derecha que forman el poste y el travesaño.

Un golpe en seco, directo a la mandíbula, pero en un momento en que las piernas no han perdido su fortaleza, los pulmones se encuentran llenos de oxígeno y los latidos de los corazones retumban sonoramente. Lo sabía Inglaterra y lo sabía Croacia. Por delante quedaba un largo camino.

Sin embargo, mientras Inglaterra se estiraba fabricando posibilidades, a Croacia le costaba encontrarse, porque ni Modric ni Rakitic, enchufaban. Incluso Rakitic no vio a Modric solo dentro del área, casi en la frontal, al terminar el primer tiempo.

 

Empata Perisic

Resultó fácil tanto para nosotros como observadores como para los ingleses como adversarios, ver agigantarse a Perisic en Croacia, multiplicando esfuerzos y generando peligro.

Inglaterra pretendió imponer su rapidez y trazados largos para mantener desajustada a Croacia, pero no lo consiguió porque Modric reaccionó y Rakitic se convirtió en el aporte que se estaba extrañando, más la insistencia de Rebic.

Atrás Vrsalijko y Lovren se proyectaban con cierta audacia. Inglaterra sin importarle la menor posesión de balón, había perdido profundidad siendo superada en remates, asistencias y buenos pases. Eso sí era preocupante porque los acercamientos de los croatas crecían como amenazas.

El disparo de Perisic sobre un rechazo de defensa derribó a Kyle Walker después de golpearlo en el pecho. Un poco después, en el minuto 68, Croacia pega con el gol que Perisic se merecía. Una pelota larga colgada por Vrsalijko desciende en zona de alarma frente a la cabaña de Pickford. Walker va a intentar cabecear ese balón, pero desde atrás, sin ser visto, llega Perisic y levantando su pierna izquierda, se adelanta y remata con dificultad pero con precisión. Pickford no puede hacer nada. La pelota está adentro y el duelo se ha empatado 1-1. Croacia se ve más en pie de guerra.

 

Mandzukic decide

Un tercer tiempo extra en juegos consecutivos era lo peor para el equipo croata, pero fue inevitable. El técnico Dalic, previsor, tardó en utilizar cambios, viendo la posibilidad de otra extensión y el daño que produce el desgaste.

Sorprendentemente, Croacia se mostró con la necesaria vitalidad para sostener un buen ritmo sin ceder terreno, recurriendo a su determinación espartana.

En el minuto 106, antes de finalizar los primeros 15 minutos, hay un adelanto de pelota para Mandzukic que detiene el planeta y obliga a Pickford a salir apurada y riesgosamente. El choque de arquero y delantero favorece a Pickford, en tanto Mandzukic es atendido un buen rato.

Y fue Mandzukic en el minuto 108, quien hiere de muerte a Inglaterra con el gol logrado con zurda. Un rechace alto de la defensa inglesa es cabeceado hacia atrás por Perisic, precisamente a un espacio raramente vacío por el que entra Mandzukic, no propiamente como un agente secreto, y con su zurda, deja sin chance al arquero.

Ahora es Croacia, en pleno crecimiento, el equipo que está adelante 2-1 y el tiempo aprieta a la desesperada Inglaterra.

No fue capaz el equipo inglés de salir del hoyo. Croacia sin retroceder, resistió y aseguró su boleto para la final del domingo, frente a Francia.

Comparte

Comentarios