Croacia ante el cuarteto francés

Movistar | 15 de julio, 2018

Croacia ante el cuarteto francés

Comparte

Después de tanto sufrir, padecer, multiplicar esfuerzos y correr sin parar en busca de las victorias que empujaran al equipo a su primera Final en Copas del Mundo, Croacia necesita un poco de respiro. Sus pulmones lo necesitan, y también sus piernas y su corazón guerrero.

 

Sin asombrarse de ellos mismos, saben que han ido más allá de todas las expectativas imaginables. El pequeño país se encuentra agigantado para su duelo con Francia, pero está cansado después de tanto kilometraje.

Esa es su mayor desventaja frente a los jóvenes e impetuosos franceses que cuentan con Mbappé, Griezmann, Pogba y Kante, un cuarteto formidable que explica el favoritismo de un equipo que busca su segunda coronación en Mundiales.

La intriga obvia es ¿podrá resistir Croacia el ritmo de juego que van a imponer seguramente los franceses?

Alrededor de esas dudas, se considera que Croacia tendrá que ser más audaz desde el inicio, no solamente buscando como sorprender a Francia, sino en busca de sacarle máximo provecho a lo que queda de sus reservas físicas. Se trata de un reto mayúsculo.

El peligro para Croacia es la velocidad de proyección y facilidad para el contragolpe de Francia.

Hay algunas observaciones de lo visto en la semifinal ganada, que obligan a reflexiones: de diferentes maneras en el primer tiempo, Inglaterra logró hacer circular pelotas en proyección con bastante libertad y se acercaba, aunque tirando desviado. Solo un tiro a puerta de Inglaterra en el primer período, y fue el taponazo de Trippier encima de la barrera, a las redes. Croacia tenía un poco más la pelota, pero Inglaterra, sin la suficiente experiencia, manejaba mejor los espacios.

Eso, que no era subestimación, comenzó a cambiar después del inicio del segundo tiempo, cuando Modric entró más en contacto con el balón y Rakitic encontró apoyos, siempre con Perisic mostrándose.

La defensa inglesa, no se vio bien en retroceso, y, además, reaccionaron tarde frente a exigencias grandes. Ese cuido con excesivo personal de Inglaterra se vio en la gran jugada de Perisic, haciendo lucir lento a Walker e inútil a Trippier, empatando el juego. Southgate prefirió hacer entrar a Rashford por Sterling, pero eso no empujó a Inglaterra, y Croacia no se detuvo, hasta lograr el gol de Mandzukic.

Francia dispone de recursos más dañinos y sabe abrir la cancha para funcionar verticalmente por el centro. Consigue mayor profundidad y mejor disparo en movimiento. Sus piernas están más frescas para presionar al equipo de Dalic, golpeado por el desgaste.

 

Comparte

Comentarios