¿Cómo se le dio forma a las Copas del Mundo?

Movistar | 1 de junio, 2018

¿Cómo se le dio forma a las Copas del Mundo?

Comparte

No fue algo sencillo. Se tuvo que atravesar por un campo minado de complicaciones.

El holandés Hirshmann, que desempeñó durante 25 años las labores de secretario de la FIFA, fue quien redactó el primer reglamento de un Campeonato del Mundo; aunque éste no se concibió con base en selecciones nacionales, sino con los campeones de cada asociación, que deberían enfrentarse anualmente por el título mundial.

Suiza solicitó y obtuvo la sede de ese primer torneo, que se fijó para 1906 y no pudo llevarse a cabo… ¡por falta de participantes!

La incidencia de Rimet

La idea quedó sepultada entre un cúmulo de papeles durante muchos años.

En 1914, con motivo del congreso de Cristiania, a la actual ciudad de Oslo llegó el hombre que estaba haciendo falta en la FIFA: Jules Rimet. Representaba a la asociación francesa, y luego se convirtió en el máximo dirigente del fútbol mundial durante 35 años.

Cuando Rimet asumió el mando de la FIFA, renació el propósito de realizar el Campeonato del Mundo, pues la idea de aceptar el Torneo Olímpico como tal no era lo deseable.

Según Rimet, la Copa del Mundo surgió de su encuentro casual, en Bruselas, en 1925, con el diplomático de Uruguay Enrique Buero, quien había acompañado al equipo de su nación a París y se había convertido en un apasionado del fútbol. Buero casi dio la seguridad de que Uruguay podía organizar el evento cargando con todos los gastos.

En 1927 apareció por primera vez en un texto oficial el título de “Copa del Mundo” y, en la reunión de Zúrich, de 1928, se estableció que la Federación Internacional organizara cada cuatro años, por vez primera en 1930, éste torneo, abierto a los equipos representativos de todas las asociaciones nacionales afiliadas, y se disputara por encuentros eliminatorios.

 

¿Por qué en Uruguay?

El gran momento se acercaba…En mayo de 1929, en Barcelona, se presentaron las candidaturas de España, Holanda, Hungría, Italia, Suecia y Uruguay para organizar la primera Copa del Mundo. Antes de iniciarse el debate, Holanda y Suecia se desinteresaron a favor de Italia, pero poco después, España, Hungría e Italia retiraron sus candidaturas al escuchar las palabras del doctor Bocca-Varela, delegado de la asociación argentina, quien pronunció un bello discurso donde recordó las victorias charrúas en los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928, el relevante papel de los uruguayos en la difusión del fútbol en América y el hecho de que esa nación festejaría el centenario de su independencia en fecha coincidente con el evento en cuestión.

Comparte

Comentarios